sábado, 2 de febrero de 2008

Vestir a una dolorosa (I)


Para comenzar a vestir a una dolorosa, lo primero es el respeto hacia la madre de Dios. El primer paso que se debe de seguir para vestir a una dolorosa es colocarle su ropa interior o enaguas que solemnemente le colocan su vestidor o camarista. Las enaguas son blancas y siempre va adornada con encajes por las mangas y cuello.

1 comentario:

rafa-chokero dijo...

val ¿cual es el segundo pas ?